Saltear al contenido principal

Buenas prácticas.

De todos es sabido que el autoconsumo ha experimentado un creciente aumento en toda España desde el 2022, avivado en parte por las ayudas NextGenerationEU implementadas desde Europa, y las deducciones fiscales tanto en renta (Comunidad Valenciana) como en el Impuesto de Bienes e Inmuebles que se realiza desde muchos de los Ayuntamientos.

Podríamos decir que es sector está envuelto en una burbuja en la cual parece ser que «todo vale», nos recuerda cuando en la anterior burbuja inmobiliaria nos decía un aparejador «que no había albañiles, que incluso los más malos tenían trabajo». Bueno pues las historias se repiten, en esta burbuja la de «renovables» todos tienen (o han tenido) trabajo, a costa de que algunos hayan aplicado «malas prácticas».

Desde nuestra dilatada experiencia (en abril haremos 20 años), tenemos varios clientes que han apostado por nuestra empresa, entre ellas trabajamos para una importante aseguradora con la cual supervisamos los trabajos de instalación de energía solar que nos presentan. Y tenemos que decir que es un auténtico problema al que se van a enfrentar muchos ciudadanos que han apostado por las bondades de la tecnología pero no han elegido a buenos profesionales. A veces solo hay que echar un vistazo a la trayectoria, y buscar a empresas que dilatada experiencia y con las mejores reseñas del mercado.

Cuando contratamos un profesional se presupone que está obligado a hacer un buen trabajo, para eso se le paga un servicio, para que haga un buen trabajo, pero parte de la responsabilidad está en la elección del profesional.

Volver arriba