Saltear al contenido principal
EnglishFrançaisDeutschPortuguêsEspañol

Salvado de la quema.

Las consultoras Roland Berger y Boston Consulting Group han salvado de la quema al secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal.

Según ha podido saber El Periódico de la Energía, representantes de ambas firmas de consultoría, han declarado ante la Fiscalía Provincial de Madrid como parte implicada en la investigación abierta en relación con la denuncia presentada el pasado 9 de junio por la Fundación Renovables y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, con el respaldo de más de 2.000 ciudadanos, por supuestas irregularidades en la tramitación de la Orden Ministerial IET/1045/2014, del 16 de junio, que instauró el denominado “hachazo” a las renovables.

microgeneracionSe trata de una denuncia contra el secretario de Estado por el escándalo de los informes de las consultoras que dieron pie al recorte a las instalaciones de renovables.

Boston Consulting Group y Roland Berger fueron las agraciadas con un suculento contrato de casi 600.000 euros para realizar cada una informe que avalara el recorte a las renovables. Al final, Boston Consulting Group no hizo el trabajo, el Ministerio consiguió finiquitar el contrato, y Roland Berger, hizo tres borradores de informe hasta que definitivamente presentó uno cuatro meses después de que se aprobara el hachazo a través de la orden.

Tras este escándalo, los denunciantes creyeron conveniente acudir a la Fiscalía Anticorrupción, que semanas más tarde traspasó el caso a la Fiscalía Provincial de Madrid. Veían una clara prevaricación por parte del IDAE y del Ministerio de Industria, representados en la figura de Alberto Nadal.

Según la diligencias de la investigación, la Fiscalía decide archivar el caso ya que no ve delito de prevaricación por ningún lado. “A la vista de la documentación emitida en el desarrollo de los citados contratos (con las consultoras), y de la testifical de los representantes de ambas empresas para el desarrollo de los mismos, no hay ningún indicio de que no haya sido así”, en referencia a que no hubo presiones de la Administración para que las consultoras cambiasen el resultado de sus informes para los intereses del propio Gobierno.

Ambas consultoras explicaron a la Fiscalía el modus operandi del contrato, por qué rehicieron varias versiones y en el caso de Boston Consulting por qué decidió no cambiar el documento.

Las declaraciones no han trascendido, pero la fiscalía deja claro que la intervención de los representantes de las consultoras ha sido crucial para archivar el caso, y por ende, salvar al secretario de Estado, Alberto Nadal, de sufrir un escarnio público por la gestión del hachazo a las renovables.

“Aparentemente todas las devoluciones de informes para su subsanación, y la rescisión del contrato citado (el de Boston Consulting), obedecieron a una disconformidad técnica de los representantes del IDAE con los documentos de trabajo emitidos por las empresas en su inicio”, explica la Fiscalía en el documento de archivo de la causa.

Por tanto, el escándalo de los informes de las consultoras ha quedado finalmente en papel mojado, y con el secretario Nadal limpio de cualquier tipo de acusación.

Volver arriba
Abrir chat